Cultura de Opositor

A todo servidor público le caracteriza su especial sensibilidad por la “cosa de todos” (Res Publica), su inquietud por lo que ocurre en el conjunto de la sociedad y su plena disposición a servir al interés general y al bien común de todos.

La vocación que nace en todo opositor de dedicar su activiadad profesional al interés público se forja de su inquietud por conocer lo que le rodea y en forjar lo que en CEEP llamamos aquirir “Cultura de Opositor“.

En esta sección encontrarás noticias, artículos y todo tipo de aportaciones a forjar esa cultura para saber qué papel debe jugar un funcionario público en la sociedad.

Una pequeña fábula cuenta que dos canteros pedreros de la Edad Media hacían la misma actividad, ejercer de albañiles, y uno le decía al otro:

– “Nuestra profesión es aburrida poque consiste en poner ladrillos”, a lo que le decía su igual:

-“No, amigo, nuestra profesión es maravillosa porque consiste en crear catedrales“.